¡Bienvenidos!

Esta es la página web del Museo Møhlmann:

museo particular e independiente, único en su clase, con pintores realistas y figurativos de hoy (y también de ayer). En esta extensa página se pueden ver y leer muchas cosas. Afortunadamente, el idioma del mirar es internacional, pero el de la lectura es nacional, en este caso el holandés. Para informarles ligeramente, aquí abajo sigue una corta introducción en su propio idioma*.

General

El museo fue fundado, sin ninguna subvención, por el pintor Rob Møhlmann, quien trabaja de manera muy realista, junto con su esposa y musa Laura (1949-2010). Intenta ser una plataforma reconocible para el arte contemporáneo, tanto realista como figurativo.

A pesar de haber comenzado en 1995 desde cero, rápidamente se convirtió en un lugar acogedor y de fama nacional. Su enfoque informal y su originalidad también fueron responsables del éxito. Es un museo de un solo artista para muchos otros.

Horarios

El museo está abierto desde el primer domingo de abril hasta el último domingo antes de Navidad, los viernes, sábados y domingos de 13.00 a 17.00 horas.

El edificio

El Museo Møhlmann se encuentra en ‘De Muzeheerd’, una casa tradicional de labradores – un monumento – en la periferia del pueblo Appingedam, a pocos kilómetros de la ciudad de Groninga. Este alargado caserón de 47 metros, con pajar anexo, data de entre 1840 y 1870. Al oeste está situada la vivienda y en los dos graneros se ubica el museo de una superficie de 1000 m2, con una pequeña cantina, diseñado por el mismo Rob Møhlmann en el 2008. La hermosa granja está rodeada parcialmente por un canal y tiene una vía de acceso que lleva a un aparcamiento y un íntimo jardín (de esculturas).

El arte

El museo abarca diferentes colecciones fijas. La más grande es la colección de ‘pintura contemporánea realista y figurativa‘ con más de 500 obras de 170 pintores de renombre.

El museo exhibe también una colección de 40 trabajos del pintor Rob Møhlmann, así como su ‘colección Canto‘, una serie de 124 pinturas de una misma lata de conservas de la marca ‘Canto’.

Igualmente es muy interesante la pequeña colección de objetos medievales y la colección gráfica de los siglos XVI y XVII con nombres como Rembrandt, Lucas van Leyden, Adriaen van Ostade, Cornelis Bega, Albrecht Dürer, Hans Beham, y otros. 

Y para cerrar esta lista, no hay que olvidar el ‘Gabinete Mankes’. Esta es una sala especialmente dedicada al joven artista de gran fama nacional Jan Mankes (1889-1920) con una buena cantidad de aguafuertes, algunos dibujos y algo único: 25 cartas originales así como “realia”, objetos usados por él en sus trabajos.

Rob Møhlmann (1956)

Rob Mohlmann nació en Hillegom en 1956 y cursó enseñanza secundaria en Haarlem.

A los 16 años le cosquilleó la idea de hacerse artista. Sus padres se opusieron; querían que fuese militar o por lo menos profesor.

A los 21 años se trasladó a Amsterdam donde siguió un curso para profesor de dibujo en la academia ‘D’ Witte Lelie’. Allí sólo resistió seis semanas, al cabo de los cuales se marchó junto con Laura de Grijs, a quien había conocido en dicha academia. A las 5 semanas empezaron a vivir juntos y a los 5 meses se casaron (1978) y tuvieron un feliz matrimonio hasta que la muerte temprana de Laura los separó en el 2010.

Como pintor

Ya que en los años 70, en Holanda, el realismo estaba declarado como muerto, a finales del 1977 Rob decidió aprender a pintar por propia cuenta. En el 1979 expuso por primera vez en una galería de renombre en Amsterdam. Al principio pintaba de todo, pero después de algún tiempo se dio cuenta de que donde residía su fuerza era en la naturaleza muerta, que practicó desde el 1982. Con su manera poco ortodoxa de pintar, liberó al bodegón de la imagen polvorienta en que se encontraba. Entre otras cosas pintó su conocida ‘Colección Canto‘, una serie de 124 veces la misma lata de conserva (1982-1993). También hizo un bodegón visto desde tres o cuatro puntos diferentes y una serie de “trapos destruidos”.  Al mismo tiempo descubrió y desarrolló el bodegón visto exactamente desde arriba, tema hasta entonces desconocido en la historia del arte. A mediados de los años 90 sus pinturas se tranquilizan. Siguen teniendo muchas veces una ligera ironía y también un tono melancólico, donde se dan cita la belleza y el deterioro.

Como escritor

El joven pintor Rob Møhlmann anotaba pensamientos sobre el arte que de vez en cuando logró publicar. A partir del funcionamiento del museo como plataforma para la pintura realista contemporánea (1995), ha ido editando con cierta frecuencia libros/catálogos con textos ligeros. También escribe sobre o para colegas-artistas y se publican libros de su mano sobre exposiciones temáticas del museo. Aparte de dos incidentales antologías de poemas, hasta la fecha se ha encargado de más de 40 publicaciones para el museo.

Como hombre de museo

El arte, la belleza y el buen oficio siempre han tocado profundamente a Rob Møhlmann, configurando su vida. Desde muy joven, devoraba los libros de arte que pagaba con trabajos extra-escolares. El arte es su ‘raison d’être’; como artista, como escritor, pero también como coleccionista, como curator, abreviando, como hombre de museo. Junto con la creación de belleza, tiene también una profunda necesidad de coleccionar, guardar y presentar con miras al futuro. De este amor nació el museo.

Laura Møhlmann-de Grijs (1949-2010)

Laura nació al borde de 1949 en Amsterdam como hija única.
No experimentó mucho cariño en su juventud. Aprendió sola a tocar la guitarra. Harry Sacksioni (1950, se convertiría mucho después en un famoso guitarrista), quien en aquel entonces vivía en su casa, le enseñaba algunos acordes clásicos, mientras que ella le enseñaba acompañamientos.
Dio la bienvenida a The Beatles en el aeropuerto de Amsterdam (1964), vivió los ‘provo-happenings’ en la misma ciudad y corrió delante de la policía (1965). También actuó una vez como joven cantante de ‘folk’ (1967), pero se dio cuenta que su futuro no era el escenario.
A los 18 años se casó, tuvo dos hijas y poco después se divorció, quedando las dos niñas a su cargo.

Musa

En 1977 se conocieron Rob y Laura. Aparte de su mujer, se convirtió en su musa. No como modelo, sino como persona. Fue ella la primer persona quien descubrió el talento en él y se puso a trabajar para darle la oportunidad de salir adelante. Era una mujer fuerte, pero con una salud delicada. La ambición y el trabajo auto-impuesto de albañil amateur de Rob les hicieron mudarse a casas cada vez más grandes. De esta manera llegaron a Hoorn (1988), a continuación a Venhuizen (1990) y finalmente a Appingedam (2006). En 1995, Laura tuvo que parar de trabajar por causas de salud, exactamente en el momento en que abrieron la galería y la obra del propio Rob empezó a vender bien. Pronto esta galería se convirtió en un punto importante para colegas artistas. Laura fue, como anfitriona, el caluroso recibimiento para artistas y público. Alrededor del 2002, le detectaron esclerosis múltiple, enfermedad que la obligó a andar con bastón. Nada pudo doblegar o vencer su optimismo. En 2009 le descubrieron leucemia aguda, seguida de una temporada muy dura. El 20 de septiembre de 2010, Laura subió a su nube y desapareció en el azul…

Rob Møhlmann, Broken Blue, 2012, oil on panel, 50x60cm. (One of the last paintings made by R.M.)

Text: Museum Møhlmann
Translation: Adolfo Ramón

NIHIL EST QUAD ESSE VIDETUR

* Please note that any response can only be given in Dutch or rather poor English.

Pin It on Pinterest

Museum Møhlmann

Museum Møhlmann